Espeleología en la Sierra de Posadas

La roca caliza sobre la que se asienta La Sierrezuela hace propicia la formación de cavidades, lo cual ha motivado el interés de diferentes grupos de espeleología a explorar y estudiar las mismas. 

En la última década del Siglo XX, el Grupo de Montaña Névalo y el Grupo de Exploraciones Subterráneas de Priego de Córdoba (GESP) realizan las primeras exploraciones en la Cueva-Sumidero de La Sierrezuela y en la Sima de La Salamandra.

Desde el año 2016, el Grupo Espeleológico G40 y el Grupo Espeleógico Kart-Oba (GEKO) trabajan sistemáticamente en La Sierrezuela, llevando a cabo el estudio y la topografía de las cuevas existentes y prospectando el terreno en busca de nuevas cavidades.

Hasta la fecha se han estudiado 3 cavidades en La Sierrezuela, con tipologías diferentes:

  • Abrigo del Baldío de La Sierrezuela. El explorador Pedro Flores (capataz del arqueólogo Luis Siret) hace referencia en 1890 a los restos de época prehistórica hallados en esta cavidad e incluso dibuja un plano del mismo, siendo uno de los croquis más antiguos conservados de la provincia de Córdoba.
  • Cueva de La Sierrezuela. Sumidero por el que el agua se adentra en la roca caliza y recorre varias decenas de galerías meandriformes. La génesis de esta cueva la hace singular, pues la inmensa mayoría de cavidades de la zona son diaclasas o fracturas.
  • Sima de La Salamandra: Un tubo vertical de unos 15 metros en cuya base arranca una rampa descendente con una obstrucción que podría estar tapando una posible continuación.

Galería de imágenes